METAS DE LA REHABILITACIÓN CARDIACA

Definición y metas de la rehabilitación cardiaca.
  • Incorporar al paciente a su vida cotidiana de la forma más independiente, eficiente y rápida posible.
  • Favorecer "un cambio en el estilo de vida" y no solamente un acondicionamiento físico.
  • Informar a los pacientes de las características de su enfermedad, los factores de riesgo que los llevaron a ella y la forma de modificarlos a su favor.
  • Formar a los pacientes no solamente como receptores de la readaptación cardiovascular y prevención secundaria, sino también, como promotores activos de prevención cardiovascular tanto primaria como secundaria.
  • Reintegrar al paciente en todas las áreas de su vida, laboral, familiar, sexual y social en la medida de sus posibilidades y deseos.
  • Disminuir la tasa de mortalidad a mediano y largo plazo, tanto general como por eventos cardiovasculares.
  • Disminuir la morbilidad dependiente de nuevos eventos cardiovasculares y la necesidad de nuevas intervenciones cardiológicas como de reingresos hospitalarios.

INDICACIONES PARA REALIZAR UN PROGRAMA DE REHABILITACIÓN CARDIACA

Indicaciones y contraindicaciones del programa
  • Después de la estabilización de un infarto del miocardio.
  • Angina estable.
  • Después de la estabilización de un cirugía de revascularización cardiaca.
  • Después de una angioplastía transluminal percutánea.
  • Falla cardiaca congestiva compensada.
  • Cardiomiopatías.
  • Después de un trasplante cardiaco o de otro órgano.
  • Después de otro tipo de cirugía cardiaca incluyendo la valvular o colocación de marcapasos (incluido el desfibrilador automático implantable).
  • Enfermedad vascular periférica.
  • Enfermedad cardiovascular de alto riesgo inelegible para intervención quirúrgica.
  • Paciente recuperado de un síndrome de muerte súbita.
  • Enfermedad renal terminal.
  • Pacientes con más de dos factores de riesgo para enfermedad coronaria, como diabetes mellitus, hiperlipidemia, hipertensión arterial sistémica, tabaquismo, obesidad, etc.
  • Otro tipo de pacientes que se pueden beneficiar de un programa estructurado de ejercicio (basado en la referencia por su médico tratante y llevado a consenso por el equipo de rehabilitación).

CONTRAINDICACIONES PARA REHABILITACIÓN CARDIACA

Indicaciones y contraindicaciones del programa
  • Absolutas:
    1. Aneurisma disecante de la aorta.
    2. Estenosis severa del tracto de salida del ventrículo izquierdo.
  • Temporales o relativas:
    1. Angina inestable.
    2. Patologías descompensadas: insuficiencia cardiaca, diabetes mellitus, hipertensión arterial severa.
    3. Enfermedades en fase aguda: embolia pulmonar, miocarditis, pericarditis, tromboflebitis, infecciones.
    4. Síndrome varicoso severo.
    5. Arritmias: extrasistolia ventricular que aumenta con el ejercicio, taquicardia ventricular, taquiarritmias supraventriculares no controladas, bloqueos auriculoventriculares de 2do y 3er grado.
Definición y metas de la rehabilitación cardiaca
Los servicios de rehabilitación cardiaca son programas a largo plazo, integrales, que comprenden una evaluación médica, prescripción del ejercicio, entrenamiento físico, modificación de factores de riesgo cardiovascular, educación y consejo. Este programa limita el efecto fisiológico y psicológico que provoca la enfermedad cardiaca, reduce el riesgo de muerte súbita o reinfarto, controla los síntomas cardiacos, estabiliza o regresa el proceso de ateroesclerosis y mejora el estado psicológico y vocacional de estos pacientes.


Características del Programa de Rehabilitación Cardiaca (PRHC)
El paciente derivado al programa de rehabilitación cardiaca podrá ser visto de forma inicial aún estando hospitalizado o una vez que se dio de alta del hospital.

La fase intensiva del programa de rehabilitación cardiaca se realiza con el paciente ambulatorio, aproximadamente 4 semanas después de un infarto, 2 semanas después de un intervencionismo y dos meses después de una cirugía de corazón, dando oportunidad a que cierren las heridas y se estabilice el padecimiento.

Al inicio del programa se realiza una historia clínica completa, seguido una prueba de esfuerzo limitada por síntomas y una estratificación de riesgo cardiovascular. Tomando en cuenta lo anterior se realiza la prescripción individualizada del ejercicio. Durante las sesiones de entrenamiento físico se incrementa la carga de trabajo de una forma progresiva y controlada.

La recomendación en cuanto al número de semanas de asistencia al programa dependerá del riesgo del paciente y de la capacidad para el ejercicio observada en la prueba de esfuerzo inicial, pudiendo variar de 4 a 8 semanas.

Parte de entrenamiento físico
El paciente acude 3 veces por semana al centro de rehabilitación cardiaca. Ahí realiza ejercicio de tipo aeróbico en banda o ciclo-ergómetro, además de sesiones guiadas de kinesioterapia orientadas a mejorar la fuerza, equilibrio, coordinación y elasticidad.

Durante toda la actividad física los pacientes se encuentran monitoreados con telemetría y se vigilan los síntomas y las constantes vitales.

Parte educativa
Esta se orienta al control de los factores de riesgo cardiovascular, mediante charlas apoyadas en material audiovisual. Se abordan puntos de interés de manera individualizada, como la obesidad, el regreso al trabajo, el control de la depresión, el estrés y la ansiedad; la disfunción eréctil y la eliminación del hábito del tabaco.

Conclusión del programa
Al final del programa se realiza otra prueba de esfuerzo para objetivar e informar al médico tratante los cambios observados durante el programa y realizar las recomendaciones finales con respecto a la actividad física que continuará el resto de su vida.

Dr. J. Jesús Alonso Sánchez
Hidalgo 930 primer piso, Hospital Bernardette
Telefono: 1379-4284 e-mail: rehabilitacion_cardiaca@yahoo.com.mx