¿QUE SON LOS PROGRAMAS DE REHABILITACIÓN CARDIACA?

Son programas donde se aborda al paciente con enfermedad cardiovascular de manera integral. En ellos se realiza una evaluación cardiológica completa para indicar el ejercicio que será parte de un programa de entrenamiento controlado. Se les indica cuáles son los cambios necesarios en el estilo de vida para disminuir el riesgo de enfermar o morir por causa cardiovascular.

Con estas acciones se frena o se regresa el proceso de obstrucción de las arterias conocido como ateroesclerosis. Al realizar este programa se limita el deterioro funcional y psicológico que provoca la enfermedad cardiaca, se disminuyen o desaparecen los síntomas relacionados con el padecimiento cardiaco, con todo esto, se logra una mejoría importante en la calidad de vida del enfermo.


¿EN QUE CONSISTE EL PROGRAMA? (I)

El programa consta de 2 partes principales, una que es informativa y la otra de entrenamiento físico.
  1. La parte informativa consiste en charlas con material audiovisual, donde al paciente se le explica de manera sencilla, en que consiste su enfermedad, cómo actúan los medicamentos que toma, cuáles son los signos y síntomas de alarma que requieren una valoración cardiológica urgente y que hacer en caso de una emergencia.

    Cómo influyen los factores de riesgo como la edad, el sexo, la herencia, el cigarro, el sedentarismo, la obesidad, la diabetes, la hipertensión, el colesterol elevado, la depresión y el estrés, en la progresión de la enfermedad cardiaca y cómo se pueden controlar eficazmente.



    Además se les enseña las características de una alimentación equilibrada y saludable con el fin de controlar el peso, disminuir el colesterol, la presión arterial y controlar la diabetes. Se les habla sobre las características que debe tener el ejercicio para evitar riesgos y obtener los beneficios esperados. Se realizan técnicas prácticas de relajación orientadas a controlar el estrés y la ansiedad.

    Se aborda el tabaquismo, dándole a conocer los problemas que causa y se le ayuda a eliminar éste hábito ya sea con técnicas psicológicas, sustitutos de nicotina u otros medicamentos que controlan la ansiedad. Esto funciona como una escuela, donde los pacientes aprenden y adoptan un estilo de vida saludable, dejando atrás los hábitos negativos que lo condujeron a su enfermedad.


  2. La parte del entrenamiento físico se realiza en el centro de rehabilitación cardiaca, tres veces a la semana, por una hora, dedicando 20 minutos a ejercicios de elasticidad, fuerza y coordinación y el resto de la hora se dedica a una sesión de ejercicio aeróbico controlado ya sea en bicicleta o en banda.

    Durante estas sesiones de ejercicio el paciente se mantiene supervisado por un equipo cardiológico especializado en rehabilitación cardiaca. Al paciente se le realiza monitoreo continuo del ritmo cardiaco, la frecuencia cardiaca, la presión arterial y los síntomas que se presenten durante las sesiones.



    Después de un problema cardiaco el organismo sufre un deterioro importante y por lo tanto, es difícil predecir cómo se va a comportar durante el estrés producido por el ejercicio. Por ello, se recomienda que ésta fase de readaptación a la actividad física después de un evento cardiaco, sea en un centro de rehabilitación cardiaca, donde el ejercicio es indicado y vigilado por personal médico especializado y existen las condiciones de seguridad para enfrentar cualquier emergencia que se presente.

    El objetivo es, que el paciente que sufrió un daño en su corazón, se adapte poco a poco a una actividad física progresiva, de una manera vigilada, agradable y con la mayor seguridad posible; que le permita reintegrarse satisfactoriamente a una vida normal. Una vez que pasa el periodo de rehabilitación cardiaca, el paciente estará capacitado para continuar realizando ésta actividad física de forma segura e independiente y continuar con el estilo de vida saludable que se aprendió.


CARACTERÍSTICAS DEL PROGRAMA DE REHABILITACIÓN CARDIACA (II)

El programa se lleva a cabo en el Hospital Bernardette, ubicado en la avenida Hidalgo 930, en el centro de Guadalajara. El número de semanas a realizar dependerá del tipo de enfermedad del paciente y de lo desacondicionado que se encuentre al principio del programa. La duración recomendada varía de 4 a 8 semanas. Durante éste tiempo el paciente acudirá al centro de rehabilitación cardiaca dos horas por las mañanas, cada tercer día, dedicando una hora al entrenamiento físico y el resto a las charlas educativas y terapias de relajación. Los días alternos, que no acuda al centro de rehabilitación, el paciente realizará un programa de caminata moderada en su hogar.


Para citas y mayor información hablar o acudir al Hospital Bernardette con el Dr. Jesús Alonso Sánchez quien le atenderá personalmente. Teléfonos: 1379 4284. Celular: 04433 1364 7325. e-mail: rehabilitacion_cardiaca@yahoo.com.mx. Página Web: www.rehabilitacion-cardiaca.com.mx

"ES UNA FORMA PRÁCTICA Y FÁCIL DE ADQUIRIR UNA ACTITUD PREVENTIVA Y DE LOGRAR UNA MEJORA IMPORTANTE EN SU CALIDAD DE VIDA"

CANDIDATOS AL PROGRAMA DE REHABILITACIÓN CARDIACA

  • Pacientes que tuvieron un infarto de corazón o quienes padecen angina de pecho.
  • Pacientes sometidos cateterismo cardiaco, angioplastía y colocación de stents.
  • Pacientes que les realizaron una cirugía de corazón por cualquier motivo.
  • Pacientes con crecimiento de corazón o insuficiencia cardiaca.
  • Pacientes sometidos a un transplante cardiaco o de otro órgano.
  • Pacientes con colocación de marcapasos o un desfibrilador cardiaco.
  • Pacientes con alguna cardiopatía que no fueron candidatos a cirugía cardiaca.
  • Pacientes con obstrucción en la circulación cerebral o de los miembros inferiores.
  • Pacientes que sobrevivieron a un paro cardiaco.
  • Pacientes con insuficiencia renal o enfermedad pulmonar.
  • Personas que se encuentran en riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares, como los que tienen familiares cercanos con enfermedad cardiovascular, los fumadores, obesos, sedentarios, quienes viven con estrés o depresión, o quienes padecen de diabetes, colesterol elevado o presión arterial elevada.

OBJETIVOS DE LA REHABILITACIÓN CARDIACA
  • Incorporar al paciente a su vida cotidiana de la forma más independiente, eficiente y rápida posible.
  • Favorecer "un cambio en el estilo de vida" y no solamente un acondicionamiento físico.
  • Informar a los pacientes de las características de su enfermedad, los factores de riesgo que los llevaron a ella y la forma de modificarlos a su favor.
  • Formar a los pacientes no solamente como receptores de la readaptación cardiovascular y prevención secundaria, sino también, como promotores activos de prevención cardiovascular tanto primaria como secundaria.
  • Reintegrar al paciente en todas las áreas de su vida, laboral, familiar, sexual y social en la medida de sus posibilidades y deseos.
  • Disminuir la tasa de mortalidad a mediano y largo plazo, tanto general como por eventos cardiovasculares.
  • Disminuir la morbilidad dependiente de nuevos eventos cardiovasculares y la necesidad de nuevas intervenciones cardiológicas como de reingresos hospitalarios.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS QUE SE CONSIGUEN CON LA REHABILITACIÓN CARDIACA?
  • El entrenamiento controlado mejora la capacidad física del enfermo en un promedio de 30 a 50% en un periodo de 3 meses de entrenamiento. Con esto se logra que el paciente pueda realizar las actividades físicas de una vida normal.
  • Se elimina la inactividad física que es considerada un factor que le predispone a enfermedades cardiovasculares (principalmente infartos de corazón y cerebro).
  • El entrenamiento físico reduce las cifras de presión arterial por sí solo, de 8 a 12mmHg en promedio, tanto en la sistólica como en la diastólica.
  • El ejercicio físico junto con la dieta dentro del programa de rehabilitación cardiaca disminuyen la obesidad y contribuyen a mantener un peso corporal adecuado a lo largo de la vida.
  • La rehabilitación cardiaca integrando la parte educativa y de entrenamiento físico, contribuye importantemente en el control de las grasas de la sangre (colesterol y triglicéridos), al disminuír el colesterol total y los triglicéridos. De manera específica, incrementa el colesterol bueno (HDL) y disminuye el colesterol malo (LDL).
  • Mejora el control de las cifras de glucosa en sangre en los pacientes con diabetes mellitus y disminuye por lo tanto, las dosis requeridas de pastillas hipogluceminates o de insulina.
  • Mediante técnicas conductuales y de educación se ayuda en la eliminación del consumo del tabaco.
  • El programa de rehabilitación cardiaca disminuye los miedos, la ansiedad y la depresión que con frecuencia se asocian a estas enfermedades.
  • Se logra una mejoría en el control del estrés emocional mediante el uso de técnicas de relajación.
  • Se produce un aumento de la autonomía y por lo tanto, disminución de la dependencia familiar. Se incrementa la actividad sexual. Se incrementan las actividades sociales y familiares. Se incrementa el regreso a las actividades laborales que realizaba.
  • El programa de rehabilitación cardiaca disminuye el riesgo de rehospitalizaciones debidas a nuevos problemas cardiovasculares.
  • Disminuye la probabilidad de requerir de nuevos cateterismos cardiacos, colocación de stents o de cirugía cardiaca.
  • Con motivo de la disminución en la aparición de los eventos ya mencionados, se ha demostrado que el rehabilitarse desde el punto de vista cardiovascular produce un ahorro económico de 97,000 a 132,000 pesos en los 5 años siguientes a la rehabilitación cardiaca.
  • En grandes estudios se demostró que los pacientes que sufrieron un infarto de miocardio y se rehabilitaron redujeron la mortalidad en un 25% a 3 años.
  • Mientras mayor sea la capacidad para el ejercicio lograda después de un problema cardiaco, mayor será la sobrevida.

Todos estos beneficios se han atribuido no sólo al ejercicio físico, sino también al control de los factores de riesgo como parte del programa de rehabilitación cardiaca.

Para lograr estos beneficios es necesario que el paciente continúe aplicando lo aprendido en el programa a lo largo de su vida.


Dr. J. Jesús Alonso Sánchez
Hidalgo 930 primer piso, Hospital Bernardette
Telefono: 1379-4284 e-mail: rehabilitacion_cardiaca@yahoo.com.mx